QUE LA REFORMA NO ACABE CON TUS NERVIOS!!

Observo que existe la idea preconcebida de que en todas las obras y reformas siempre tiene que existir una parte negativa.
A veces porque nos gustaría que las cosas quedarán de una forma concreta.
Si no ha podido ser así, entonces, comienzan las dudas...


""no me lo han dejado como yo quiero porqué no saben... porqué no quieren... porqué de este modo ganan más... etc".
Y en muchos casos, eso no es así.



Hay que valorar que el equipo de profesionales debe de ser profesional, y cuando digo profesional lo enfatizo, ya que no nos vale cualquier manitas.
Las obras y reformas de tu casa o negocio, son lo suficientemente importantes, como para que la exigencia comience por vosotros mismos, eligiendo al reformista no sólo por la cifra que aparece al final del presupuesto, sino por todo lo que conlleva las actuaciones a ejecutar.

Todo el mundo no somos expertos en todo, por lo que tienes que crear un vinculo de confianza con tu reformista, teniendo en cuenta que él será la persona más adecuada para solventar tus dudas en la fase de estudio, y la que te puede explicar el por qué de las ejecuciones que están llevando a cabo en la fase de obra.

Por tu parte, debes colaborar en la toma de decisiones de una forma ágil, por ejemplo la ubicación de los puntos de luz y las instalaciones de agua, colores de los cerramientos exteriores, tipo de carpintería interior y sobre todo en la elección de las terminaciones como pintura, azulejos, porcelánicos, muebles de cocina o de baño...  


Hay que tener en cuenta que como cliente siempre nos exigis a los profesionales que cumplamos plazos, y no hay que olvidar que, en algunas ocasiones esos plazos se ven trastocados por decisiones tardías por vuestra parte como cliente. Las indecisiones obligan a rehacer trabajos ya ejecutados.

Por lo tanto, desde dFanton dedicamos a nuestros clientes el tiempo necesario para valorar todas estas condicionantes de obra, con el único fin de que se pueda ejecutar dando continuidad a la obra, y sólo como excepción se tengan que tomar decisiones importantes sobre la marcha, ya que ello nos genera estrés a todos.

Desconfiar si, en la fase previa a la ejecución de obra, a una consulta os contestan:
""Eso se decidirá después""
Lo siguiente que escuchareis es:
 ""Eso no entraba en el presupuesto"".

Y ahí está el error: eso os hará perder los nervios, por lo tanto está de vuestra mano poder evitarlo.
Si contratáis profesionales serios os harán una buena obra, porque ese es nuestro trabajo.


En algunas ocasiones hemos observado que el cliente sólo busca el resultado final, sin importarles que dejemos instalaciones antiguas que no ayudarán en absoluto al correcto funcionamiento de las instalaciones.
Todos recordareis la frase:
 "Mens sana in corpore sano" (mente sana en cuerpo sano),

 en la reforma pasa lo mismo. Debemos de sanear tomas de agua, tubos de evacuación y calefacción, cableado de electricidad...., es decir, todo lo que queda en el interior, para que luzca impecable todo lo que coloquemos en el exterior.


Ser consecuentes y poneros siempre en manos de profesionales, pensar que en la mayoría de los casos lo barato sale caro, y de eso os daréis cuenta a corto plazo, pero ya os habréis gastado el importe del presupuesto inicial y comenzaran una lista interminable de problemas que os agotará la paciencia, y ello dará como resultado unos remates de fin de obra que dejaran mucho que desear.


Y os preguntareis:
 ""¿y ahora qué?.
Pues ahora es el momento de preguntarse el motivo por el cual elegiste unos "chapucistas" en lugar de profesionales...
¿Por qué te cobraban menos?...
¿Por qué con ellos te ahorrabas algunas partidas?...
¿Por que te acortaban muchos el plazo de finalización?... 

En resumen: 
Nunca olvidéis, que lo más gratificante para los profesionales de verdad, es ver la cara de nuestros clientes cuando todo va tomando forma, cuando el cliente te llama para decirte que le gusta, o que tal o cual detalle llama la atención.
No dudéis que esa es la mejor carta de presentación que nos pueden dar nuestros clientes.

Si sabes de alguien que esté pensando en hacer una obra, estoy segura que te agradecerá que compartas esta publicación, por lo menos le hará pensar.

Gracias por leernos y seguirnos. Quedo a la espera de vuestros comentarios.

Un saludo
Mercedes dFanton

Contacto:
dFanton
C/: Julián Camarillo, 14  28037-Madrid
Tf: 91.407.75.05
info@fanton.es



Comentarios